Aneurisma Aórtico Abdominal

Aneurisma Aórtico Abdominal

Dr. Oscar Mauricio Gómez Leal 
Angiología y Cirugia Vascular

¿Qué es un Aneurisma Aórtico Abdominal?


Aquí te explicamos a detalle, que es un aneurisma aórtico abdominal.


Recuerda que la Arteria Aorta  transporta sangre cargada de oxígeno desde el corazón a todas las demás partes del cuerpo,

En el abdomen, la aorta se divide (bifurca) en las arterias ilíacas, las cuales transportan la sangre a las piernas y otras áreas inferiores del cuerpo. 


Un aneurisma surge cuando una sección debilitada de la arteria ya no puede resistir la presión del flujo sanguíneo y se abulta como un globo.

Si bien el aneurisma puede formarse en cualquier arteria del cuerpo, es más común en la aorta abdominal y las arterias ilíacas.

Normalmente, la aorta abdominal infrarrenal tiene un diámetro de entre 12 y 21 mm, pero con un aneurisma puede ensancharse hasta alcanzar varias veces su tamaño normal.

Si no se trata adecuadamente este problema puede ocasionar la rotura o desgarramiento de la aorta.

Un Aneurisma Aórtico Abdominal se presenta cuando el vaso sanguíneo grande (aorta) que irriga el abdomen, la pelvis y las piernas se agranda o se ensancha anormalmente.


Si bien el aneurisma puede formarse en cualquier arteria del cuerpo, es más comun en la aorta abdominal y las arterias ilíacas.

Normalmente, la aorta abdominal infrarrenal tiene un diámetro de entre 12 y 21 mm, pero con un aneurisma puede ensancharse hasta alcanzar varias veces su tamaño normal.

Si no se trata adecuadamente este problema puede ocasionar la rotura o desgarramiento de la aorta.

Causas

La arteria aorta tiene un calibre decreciente desde su nacimiento hasta su bifurcación en las arterias iliacas, esta diferencia provoca una mayor presión tangencial a la altura de la aorta infrarrenal. Asimismo, a este nivel existen menos capas de fibras elásticas en la pared y menor elasticidad. Por último, los denominados "vasa vasorum" están casi ausentes en los niveles infrarrenales. Todos estos factores, en conjunción con otras alteraciones, terminan por favorecer la generación de aneurismas.

Se ha asociado la formación de los aneurismas con la hipertensión, el tabaquismo y la aterosclerosis aunque estudios epidemiológicos parecen indicar que esta última y los aneurismas son procesos coincidentes, pero no similares. 

Otras etiologías se asocian a alteraciones genéticas relacionadas con degeneraciones de la matriz estructural de la elástica y del colágeno de la pared aórtica, con el tiempo, el debilitamiento de la aorta debido a la enfermedad vascular, lesiones (traumatismos) o defectos genéticos (hereditarios) del tejido interno de la pared arterial puede producir un aneurisma de la aorta abdominal, la presión continua que la sangre ejerce contra esta zona debilitada puede ocasionar la dilatación (ensanchamiento o adelgazamiento) de la arteria aorta.

Se desconoce la causa exacta, pero los factores de riesgo para desarrollar un aneurisma aórtico.

Sintomas

Los aneurismas se desarrollan lentamente durante muchos años y a casi siempre son asintomáticos. Cuando el aneurisma llega a producir síntomas, el más frecuente es dolor en el abdomen, la espalda o el tórax.Algunos pacientes refieren dolor de leve a intenso, o sensibilidad en el abdomen medio o superior, o la parte baja de la espalda.Otros pacientes sienten el aneurisma como una masa que late o palpita en el abdomen. Pero como ya se explicó anteriormente, en muchas personas que no tienen ninguno de estos síntomas se puede descubrir sino hasta que se expande rápidamente, se rompe o la sangre se filtra a lo largo de la pared del vaso (disección aórtica), los síntomas se pueden desarrollar de manera súbita. 


Sintomas de Ruptura


  •     Dolor de abdomen 
  •     Dolor en la espalda muy intenso
  •     Sudor frío.
  •     Vértigo.
  •     Náuseas y vómitos.
  •     Frecuencia cardíaca rápida.
  •     Shock.

Pruebas y Examenes
El médico examinará el abdomen, el examen también incluirá una evaluación del pulso en las piernas y puede encontrar:
  •     Una protuberancia (masa pulsatil) en el abdomen.
  •     Sensación pulsátil en el abdomen.
  •     Abdomen tenso o rígido.
  •     Usted puede tener un aneurisma aórtico abdominal que no esté causando ningún síntoma o problema.
  •     El diagnóstico por palpación en el abdomen suele provocar falsos positivos y negativos

Es imprescindible confirmar la sospecha con otros métodos clínicos como son:
  •     Angiografía
  •     Tomografía Computarizada del abdomen
  •     Resonancia Magnética
  •     Ecografía Abdominal

Estadisticas

El aneurisma aórtico abdominal se trata de una patología frecuente asociada al envejecimiento y a hábitos higiénicos y dietéticos inadecuados.

Es más común en varones en una proporción de cuatro a uno. La prevalencia estimada es de entre el 2 y el 5 por ciento de los varones mayores de 60 años que tienen uno o más factores de riesgo y del 10.8% en los de 80 años o mas con uno o mas factores de riesgo.

La rotura de un aneurisma se presenta en siete de cada 100 personas, y es la décima causa de mortalidad en hombres mayores de 55 años.

Décadas atrás, el diagnóstico sólo se hacía a partir de los 70 años. Sin embargo, nuevas técnicas radiológicas ha posibilitado adelantarlo en 10 ó 20 años.  

Tratamiento
Junto con su estado de salud en general, el tamaño y la localización del aneurisma de la aorta abdominal determinarán el tipo de tratamiento.

Los pacientes con aneurismas de aorta pequeño son vigilados semestralmente con ecografía. Es importante en dichos pacientes controlar la hipertensión, aconsejarles abandonar el tabaquismo y controlar otros factores de riesgo (valores altos de colesterol, diabetes) para enfermedad cardiovascular.

En cambio para pacientes con aneurismas mayores de 50 mm existen dos alternativas para su tratamiento.

Hay que tener muy en cuenta que si el riesgo de muerte por rotura es superior a la mortalidad asociada a la propia cirugía, el tratamiento aconsejado para un aneurisma mayor de 5.0 cms es la cirugía. En este sentido, el riesgo por rotura está directamente asociado con el diámetro del aneurisma. Por ejemplo, la supervivencia a cinco años de aneurismas menores de seis centímetros es del 48 por ciento, frente a sólo un 6 por ciento de los iguales o mayores a seis centímetros.

La cirugía por lo regular se recomienda para pacientes con aneurismas de más de 5.0 cm (2 pulgadas) de ancho y aneurismas que estén creciendo rápidamente. El objetivo es llevar a cabo una intervención quirúrgica antes de que surjan complicaciones como la ruptura o síntomas. Si usted tiene sangrado dentro del cuerpo a causa de un aneurisma aórtico se realizara una cirugía de extrema urgencia que de no realizarse lo llevaría a la muerte.

Dicho todo esto, y teniendo en cuenta los altos porcentajes de rotura (y muerte), el tratamiento aconsejado en aneurisma mayores de 5.0 cms, es el quirúrgico. En el quirófano, el riesgo de muerte perioperatoria oscila entre el 1 y el 10 por ciento, dependiendo de la edad del afectado, de las enfermedades que pueda padecer y de la técnica quirúrgica utilizada. Si el aneurisma es sintomático, el porcentaje asciende al 18 por ciento y, si se trata de un aneurisma que ha roto, los fallecimientos ascienden a más del 40 por ciento de los que llegan al quirófano.

Se consideran factores negativos para los buenos resultados quirúrgicos la presencia de enfermedad cardiaca, aterosclerosis en otras zonas del cuerpo, hipertensión arterial mal controlada, insuficiencia renal con creatinina superior a 3,5, enfisema o Epoc y obesidad mórbida.

Cirugía
La cirugía por lo regular se recomienda para pacientes con aneurismas de más de 5.0 cm

  •     La cirugía rara vez se hace si el aneurisma es pequeño.
  •     Usted y el médico decidirán si el riesgo de someterse a una cirugía es menor que el riesgo de sangrado si no se practica la cirugía.
  •     El médico puede recomendar revisar el tamaño del aneurisma con una ecografía cada 6 meses para ver si éste está creciendo.
  •     Es más grande (aproximadamente 2 pulgadas o 5 cm).
  •     Está creciendo más rápidamente (un poco menos de 5 milimetros durante los últimos 6 a 12 meses).


¿Qué ocurre si no se trata?

A pesar de que un aneurisma de aorta abdominal puede ser fatal si se rompe, la buena noticia es que un tratamiento eficaz puede impedir que esto ocurra.
Al entender los factores de riesgo, los síntomas y las opciones de tratamiento, usted puede tomar medidas rápidamente si es necesario.
Un aneurisma de aorta no tratado se expande hasta su ruptura.  
El ritmo de crecimiento del aneurisma no es igual en todos los pacientes, como tampoco es similar su riesgo de ruptura.
La historia natural de un aneurisma de aorta abdominal es la expansión gradual y progresiva hasta que finalmente se produce la ruptura.
Programar una cirugía puede prevenir dicha ruptura y por tanto prolongar la vida de estos pacientes.
Basados en nuestra experiencia en procedimientos mínimamente invasivos y seguros, el tratamiento está indicado y se realizará en cuando el paciente se encuentre en condiciones para ser intervenido.
Para una correcta toma de decisiones en relación al tratamiento de los pacientes con un aneurisma de aorta abdominal, es necesario entender y conocer los riesgos de ruptura del aneurisma contraponiéndolos con los riesgos del paciente a someterse a una cirugía y la expectativa de vida del paciente a tratar.
El diámetro del aneurisma, como indicador de tamaño, es el mejor predictor reconocido para ruptura de un aneurisma aún cuando el riesgo exacto ruptura - tamaño no se pueda precisar.
En general estudios estadísticos muestran que la sobrevida a cinco años de pacientes que no se operan, con aneurismas chicos es de 58%, cayendo a solo 6% en pacientes con aneurisma de aorta abdominal mayores a 6 cm.



TRABAJAMOS CON ASEGURADORAS DE GASTOS MÉDICOS.

Aneurismas y Enfermedades Vasculares

Unidad Médica del Dr. Gómez Leal

Haz una cita médica

TRABAJAMOS CON LA MAYORÍA DE ASEGURADORAS

Comparte esta página